¿Eres adicto al trabajo? 7 síntomas y soluciones | Cultura Y Salud
Publicado por

¿Eres adicto al trabajo? 7 síntomas y soluciones

¿Eres adicto al trabajo? 7 síntomas y soluciones
¿Cuántas horas trabajas cada día? el trabajo es en la mayoría de los casos el único sustento de cada mes (comida, alquiler, transporte, educación...) sin embargo, debido al endeudamiento de las familias y al refugio que muchas personas encuentran en él para olvidar sus problemas, se ha convertido en algo alarmante. ¿Eres adicto al trabajo? descubre 7 síntomas y soluciones que ¡te ayudarán!

La adicción al trabajo

Se considera como el trabajo realizado por toda persona de forma excesiva sin límite de horas y en muchos casos incluso perdiendo la propia noción del tiempo. La persona es capaz incluso de abandonar actividades que antes realizaba. El exceso de dedicación nada tiene que ver con la cantidad de trabajo, sino con la dependencia psicológica al mismo.

A continuación te muestro cuáles son los síntomas más comunes y que son muy importantes que conozcas para detectarlos en ti.

7 Síntomas de la adicción al trabajo

1- El trabajo está todo el tiempo en tu cabeza.
Al acabar tu jornada laboral y ya una vez en casa, sigues pensando en lo que has hecho, cómo o qué cosas pendientes has dejado.

2- No duermes bien por las noches.
Te despiertas durante la noche o padeces problemas de insomnio por tanta tensión o estrés.

3- Tu vida personal se está viendo seriamente afectada.
Tienes problemas con tu pareja o familia por culpa de no tener tiempo para ellos.

4- Si estás de vacaciones o en tus días de descanso no disfrutas como deberías.
No te importaría incluso llevarte el trabajo a la playa, es más, harías todo lo posible para trabajar desde allí.

5- Comes cualquier cosa rápido y en ocasiones, incluso te olvidas de las comidas.
Dejas a un lado tu propia salud, pasando por alto algo tan importante como comer.

6- Incluso estando en casa llamas al trabajo o sigues realizándolo.
Olvidastes algo, quieres asegurarte de que todo estará perfecto o conectas tu portátil para seguir trabajando.

7- Cuanto más trabajas mejor te sientes.
La adicción al trabajo puede convertirse en una droga para tu cerebro, la cual consigue cubrir otras carencias o problemas en tu vida.

¿Qué soluciones puedes aplicar?

1- El primer paso es sin lugar a dudas, acudir a un especialista en busca de ayuda.
No te importe acudir a un psicólogo o a tu médico para pedir ayuda, no es nada por lo que te tengas que sentir mal.

2- Informa a tus amigos y familiares del paso que quieres dar. Seguro que te apoyarán.
Una de las mejores formas de ser sincero contigo mismo y tomar verdadera acción, es comunicarles tu propósito, te obligarás a hacerlo también por no quedar mal.

3- Busca alguna actividad que tengas que realizar de lunes a viernes, será la "excusa" perfecta para no quedarte trabajando más.
Puedes ir al gimnasio, clases de yoga, meditación o cualquier otra actividad que te haga desconectar del trabajo.

4- Planifica tu semana de forma anticipada.
Nada mejor que utilizar una agenda con aquellas actividades prioritarias que debes hacer, el resto pasarán a un segundo plano.

5- Evita el perfeccionismo, algunas personas nunca están conformes con el resultado obtenido en una tarea.
Acepta que nada será siempre perfecto, pues no es posible y todo el mundo comete errores. La perfección no existe. ¡Convéncete!

6- Cambia tus prioridades en la vida, trabajar no es lo más importante.
El trabajo no debe ser nunca tu prioridad, recuerda que el motivo de realizarlo es pagar tus facturas y sí, mejorar tu carrera profesional, pero nunca sacrificando tantas cosas valiosas en tu vida.

7- Limita el número de tareas que aceptas.
Siempre llegará tu jefe o compañero buscando ayuda para darte más trabajo. Sé sincero contigo mismo y aprende a decir NO, recuerda que también te sentirás mal si haces algo que te afecta. Con el tiempo aprenderás a no sentir malestar.

8- Sé realista con tu trabajo, márcate plazos, no quieras hacerlo todo en un día.
Sea por tus propios objetivos o por los que te impongan, date el tiempo justo para realizarlos. No te presiones haciendo más de lo que verdaderamente puedes. Nunca vas a conseguir acabar con todo el trabajo.

Consejo

Recuerda que por más que trabajes, nunca te pondrán una estatua o heredarás el negocio. Eres un empleado y trabajar 12 horas diarias no te garantizará conservar tu empleo toda la vida. Aprende a valorar las pequeñas cosas y sé feliz.

Recuerda que al final de cada artículo siempre puedes ver otros posts que pueden interesarte ;-)

Daniel

Si te pareció interesante mi artículo, te invito a que te suscribas por email para que no te pierdas ninguna actualización o te unas a facebook o bien google+ o twitter para leerlo al momento. También puedes compartirlo con tus amigos. 


¡Muchas gracias!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario sera bienvenido. Muchas gracias!

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +